C.R.E.O. Cerrado 2019: comenzamos un nuevo año de capacitación e inserción

Con entusiasmo les contamos que hoy dimos inicio a los primeros cursos de capacitación correspondientes a nuestro programa “C.R.E.O Cerrado 2019” que este año tendrá como oficio:

  • Obras Menores Sanitarias y de Grifería y dos cursos Fabricación.
  • Reparación y Montaje de Estructuras Metálicas en el subsector Metalúrgico Metalmecánico.

Como su nombre lo dice, los alumnos serán hombres – entre 18 y 65 años – que se encuentren cumpliendo condena en algunos Centros de Cumplimiento Penitenciarios de la Región Metropolitana: Colina I, Colina II, Santiago Sur y Centro de Detención Preventiva.

Este es el inicio de otros cursos que se realizarán durante el año y que como Fundación realizaremos gracias al financiamiento del Ministerio del Trabajo y Previsión Social y al “Programa Servicios Sociales, Subsecretaría del Trabajo 2019 –Gobierno de Chile”.

Por su lado, las clases en oficio serán impartidas con la colaboración del OTEC Cristo Vive. Pero en Paternitas queremos además de entregar las herramientas que les permitan a los alumnos comenzar con un nuevo futuro laboral, acompañarlos en el proceso con el apoyo psicosocial que nuestros profesionales realizarán durante toda la capacitación, generando así un vínculo entre los alumnos y Paternitas.

¿Cómo es nuestro proceso de inserción?

CAPACITACIÓN: Clases teóricas y prácticas en los oficios ya mencionados. Clases de competencias laborales y habilidades blandas.

INTERMEDIACIÓN: Un profesional de nuestro equipo técnico se encontrará en permanente contacto con nuestras empresas socias para generar el acercamiento entre las empresas y tú.

PRÁCTICA LABORAL: Una vez finalizada la capacitación en oficio, nuestro equipo técnico te buscará una práctica laboral de 10 días en una de nuestras empresas socias del rubro correspondiente.

INSERCIÓN LABORAL: Cuando finalice el proceso tendrás la colocación laboral dependiente en el rubro donde fuiste capacitado.

SEGUIMIENTO POST INSERCIÓN LABORAL: Durante seis meses, mantendremos contacto con tus empleadores para supervisar tú proceso de adaptación laboral y atender contingencias y dudas de ambas partes.

 

 

[Testimonio] “Aquí nadie sobra”

Declaró el coronel Manuel Palacios, de la Dirección Regional Metropolitana de Gendarmería de Chile, en el cierre del Programa de Reinserción Sociolaboral C.R.E.O. ejecutado por Fundación Paternitas, y que cuenta con la colaboración de la Dirección Regional de Gendarmería de Chile y con el financiamiento de Subsecretaría del Ministerio del Trabajo, cuya primera etapa finalizó.

El pasado miércoles 26 de julio fuimos testigos, en nuestra Fundación, de la ceremonia de cierre de Capacitación de la primera etapa del Programa de Reinserción Sociolaboral C.R.E.O 2017. En la actividad, los grandes protagonistas fueron nuestros 34 adultos jóvenes integrantes del curso de Soldador (18) e Instalador Eléctrico (16), quienes, acompañados de sus familias, se preparan ahora para empezar una segunda etapa de inserción al proceso de trabajo.

En esta oportunidad, el coronel Manuel Palacio Marchant, Director Regional Subrogante, dedicó unas  palabras de agradecimiento a nuestros jóvenes, destacando lo fundamental que es el apoyo de cada una de las familias en este proceso y enfatizó en lo importante que es el no ponerse metas lejanas, sino desafíos diarios, viviendo día a día y tomar decisiones con responsabilidad:  “Yo creo que mirando un día a la vez van a lograr grandes cosas, son buena gente, son gente de bien, lo que han demostrado el día de hoy dan cuenta de ello y creo que van a lograr grandes cosas. Tal como señalaban somos todos chilenos, todos vivimos en este país, entonces es importante que cada uno de nosotros entienda que aquí nadie sobra”.

Nuestra Gerente General, Lucía Ruiz-Moreno, también nos acompañó en esta oportunidad y con sentidas palabras se dirigió a nuestros jóvenes, haciendo una comparación con la Copa Confederación jugada por nuestra selección chilena: “Este es el final de una copa muy importante, es la copa de su esfuerzo, y en este final de la copa hay muchas personas que estamos trabajando juntos ¿para qué?, para un Chile mejor. Adelante este camino y lleven muy alta esa bandera”.

La Ceremonia finalizó con 34 jóvenes ilusionados, orgullosos y con ganas de seguir dando pasos hacia adelante y siendo un aporte real para nuestra sociedad, esperando que las puertas y las oportunidades en sus caminos se abran.