¿Estaban dormidos?

Si Juan el año 2012, cuando tenía 8 años, hubiese sido atendido social y educacionalmente junto a su familia; probablemente hoy estaría ingresando a un centro de estudios superiores. Ahora, sin embargo, cumple una condena de 15 años por una seguidilla de actos delictuales.

En carta escrita y publicada el 08 de abril del 2012 titulada “Fabricando asesinos” planteamos la problemáticas de las Maras y, además,  señalamos que “Chile no necesita informes de inteligencia para saber que estos grupos no han aparecido ahora, sino son producto de decenios: niños y jóvenes sin arraigo, sin afecto, sin historia y sin sueños. Ante tal experiencia de agobiante destierro, no es extraño generar fábricas de asesinos”.

¿Qué pasó con el gobierno de turno y los sucesivos, con los parlamentarios, el Fiscal nacional, ministros de Justicia, ministros de Desarrollo Social y Subsecretarios de Prevención del delito?  ¿Será que  estaban dormidos en lugar de atentos a lo que planteaban los ciudadanos que conocían el ámbito delictual mejor que nadie?

El país necesita un plan de seguridad concreto. Con todo, sólo lo lograremos cuando también se incluya hoy la formación, educación, empatía, cercanía y comprensión de los niños en riesgo social para que no se siga editando la historia de Juan. 

Pbro. Nicolás Vial SaavedraPresidente Fundación Paternitas

También puedes leerla AQUÍ

Servidumbre fatal

A propósito del análisis sobre la narco cultura publicado el lunes 23 por este medio, y la fuerte penetración que ha tenido en el mundo juvenil de nuestro país, no cabe duda que es un problema de profundas dimensiones, sin embargo parece ser aún solo  un diagnóstico.

Hemos visto que la fuerza mayor y el móvil de cambio en el corazón humano reside en la creación de una cultura de pertenencia afectiva, de acogida y de autovalidación. La experiencia de la fundación, en una populosa comuna del gran Santiago, nos deja muy claro que es la comunidad la que tiene que hacerse cargo de sus espacios, lugares privilegiados para el encuentro familiar, la recreación, el diálogo y la contemplación. Es la familia, indiscutible valor, anclada en la comunidad, la que blinda de los asedios de la narco cultura, que detecta con gran astucia las vulnerabilidades sociales de la juventud sometiéndola a una servidumbre fatal.

Más que atacar y desgastarse anteun determinado modelo cultural, la fundación ofrece una propuestaque lleva a crear alegría, pasión y sentido por vivir.

Pbro. Nicolás Vial Saavedra – Presidente Fundación Paternitas

Complicidad

Hemos sido testigos de las innumerables vocerías y la gran cobertura periodística ante la creciente violencia, en particular, de los hechos delictuales.

Hace algún tiempo, la Fundación Paternitas con grandes esfuerzos económicos, personales y de tiempo han ofrecido un programa innovador para jóvenes que cumplen condena. Para tal efecto nos apoyan referentes del mundo urbano así como canto, baile, producción, beat y otras iniciativas que rompen con los clasicismos que no interpretan para nada a la juventud en conflicto con la justicia.  

Ha sido, especialmente para nosotros, como patear piedras. Al gobierno, a través del Sename (Centro Semi Cerrado La Cisterna), salvo honrosas excepciones como su Director, la Coordinadora formativa y algún otro, no le interesa nada.  Al final del día vence la displicencia, la flojera sistémica, una extraña incapacidad para conducir- de manera profesional-  a los usuarios llevándolos a límites, vínculos y responsabilidades.  ¡Un atendido llega con consumo y… no importa! ¡Alguien no se levanta a la hora debida y… lo mismo! ¡Quien debía participar en la actividad no llega y… una pena! Qué singular complicidad para no atreverse a plantearse desde su autoridad.

Al no haber un bloque granítico en pos de un proyecto habilitador para sus residentes, poco- o más bien nada- hemos podido hacer. Ahí radica el problema de fondo que hace tan mediocre e ineptas a algunas de las instituciones públicas. En efecto, ¿cómo esperar un cambio que ayude a la inserción si no les entregamos hábitos, la belleza espiritual  y las herramientas y si viven rodeados de personas sin mística, sin sacrificio y sin capacitación para grandes y nobles tareas?

Pbro. Nicolás Vial SaavedraPresidente Fundación Paternitas

Indultos

Ahora que se trabaja para elaborar una nueva Carta Magna debemos considerar el término de la facultad presidencial para indultar. En el ejercicio de esta prerrogativa, a lo largo de la historia nacional, hemos sido testigos de “numeritos” protagonizados por algún mandatario.

Generalmente, los indultos se aplican amparados en razones humanitarias y/o cuando hay evidencia cierta que no hubo un debido proceso.
 

No abogo por el término del beneficio, pero  quizás llegó el momento en que deberían ostentar esta responsabilidad entre tres a 5 personas con dilatada trayectoria en valores y principios, sabias e inteligentes. Ello llevaría, probablemente, a evitar presiones políticas, actuar sin descontrol de impulsos y a tener un mejor conocimiento de los hechos en el caso a caso.
 
La razón de una decisión tan sagrada como son los indultos siempre debería ser explicada con toda transparencia a la ciudadanía, muy lejos de las disposiciones tomadas entre gallos y media noche y  con argumentos tan contrarios a la verdad que animan estas determinaciones.

Pbro. Nicolás Vial Saavedra – Pesidente Fundación Paternitas

Geniales e innovadores

La ley que creará el “Servicio Nacional de Reinserción Social Juvenil” partirá cojeando. Re-inserción y re-habilitación para quienes nunca han estado ni insertados ni habilitados para vivir en comunidad es mofarse y habla de un proyecto animado por el desconocimiento.

La problemática que lleva a transitar por las sendas de la delincuencia es multifactorial. De no abordar en su totalidad lo que ha roto el tejido familiar y social, lo que se haga conducirá a  un rotundo fracaso y derroche económico.  

Señoras y señores creadores de proyectos “geniales e innovadores” ¿Habrán llamado a la sociedad civil, con algunas de sus instituciones altamente calificadas en estas materias para dialogar, apoyar y compartir sus metodologías exitosas? Que yo sepa a nosotros todavía no.

Eufóricamente, algunas autoridades- como si fuera suficiente- se jactan de quienes reciben certificaciones en centros privativos de libertad- juveniles o adultos. El alma destrozada, los abusos sufridos, ausencia de afecto, el sentirse basura y la falta de autoestima; no lo soluciona un diploma. Es más, dentro del escalafón de importancias en el quehacer con ellos, debería estar en el último lugar. Algunas de las estrategias que habría que acentuar en este proceso socializador conjunto son, sin duda, escuchar, apoyar, acompañar, comprender y estimular para que triunfe la voz de la conciencia.

Dentro de este multidimensional escenario a trabajar no podemos olvidar las culturas que se anidan en las sociedades y en las personas. Éstas, en ocasiones, se convierten en grandes enemigos para el cambio. El viaje al interior de sí mismo es fundamental para reconocer actitudes que nos han llevado a la deshumanización y exclusión.

Pbro. Nicolás Vial SaavedraPresidente Fundación Paternitas

Innovación

Saqueos, tiroteos en locales comerciales, encerronas, portonazos y homicidios, entre otros, son las noticias que recurrentemente estamos escuchando. Delincuencia desbordada. Autoridades llaman a conversar sobre la necesidad de un nuevo Plan Nacional de Seguridad Pública.

El informe semanal- desde el 17 al 23 de octubre-  de Carabineros señaló la detención de 42 personas por hora. La gente está decepcionada, con sensación de impunidad y atemorizada. De no haber una acción pronta y efectiva que cambie esa sensación, la autodefensa con armas de fuego será inminente.  Como ya lo dijimos en agosto de este año “(…) Las consecuencias de aquello pueden ser el inicio para una guerra civil”.

Parece ser que algunos creen que el puro anuncio de la presentación de una querella criminal resuelve todo. ¡Falso! El cansancio se apoderó de la ciudadanía. Los Tribunales no actúan con la celeridad exigida. Los recursos presentados muchas veces duermen el sueño de los justos o, simplemente, se archivan.

Hay que innovar, siendo una de las más urgentes acciones la homologación, por Ley, de la intervención de la sociedad civil en el trabajo de la recuperación del infractor- cualquiera haya sido el delito- fuera de la privación de libertad. Son significativos los resultados de algunas de las organizaciones dedicadas a estas materias. La propia Fundación Paternitas es ejemplo en ello.

Las cárceles han sido una secuencia de fracasos y no hacen nada más que empeorar la situación de la inseguridad social entregando a la comunidad, luego de la pena, un ciudadano más violento y agresor que como entró.

Como lo dijimos (Abril, 2022), es fundamental -en este encuentro de Seguridad Nacional- abordar con “inteligencia”, profundidad y sin manipulaciones políticas el tema de la inteligencia policial. El crimen organizado, hoy, está absolutamente descontrolado. 

Pbro. Nicolás Vial SaavedraPresidente Fundación Paternitas

Payasada

Como se dijo en este mismo medio en la carta “Estamos solos”, en relación al cierre de proyectos de reinserción por falta de recursos en la Fundación Itaca, “(…) es una tragedia silenciosa e inexplicable, como muchas otras”.  Sin embrago, viene bien recordar la cita de San Pablo “Pues, cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2 Corintios 12:10-16).

Lo veo como una gran oportunidad y acicate para todos quienes nos decimos creyentes en Cristo. Ante una crisis, una solución y ésta debería ser una toma de conciencia social, organizada y generalizada que apoye de manera directa y redoble las posibilidades que vayan en beneficios de este tipo de organizaciones.

Quedarnos en una suerte de lamento porque el Gobierno de turno no muestra empatía ante el dolor y la miseria, no es nuevo. Desde que existe la Fundación Paternitas (1991) el aporte estatal ha sido siempre una verdadera limosna, haciéndonos sentir que nos hacen un favor. Para qué decir las exigencias ingentes que hay que hacer para conseguir aquello.

Ante la inercia, inoperancia y desidia monstruosa de las autoridades políticas,  le queda a la sociedad civil- en sus múltiples estamentos- colaborar y proveer de recursos a las instituciones expertas en materias sociales que nos benefician a todos. Heredar un país seguro para nuestros hijos, nietos y bisnietos es la actitud. La creatividad del amor y la lucha concreta por una gran causa, vale la pena.  Frenar el crimen organizado, la delincuencia desenfrenada y la violencia más abyecta; es nuestra tarea.

Pbro. Nicolás Vial Saavedra – Presidente Fundación Paternitas.

 

“…Más imbécil”

Mientras la gran Tv nos invade con las importantes noticias de los valores de la chicha, de la carne de cerdo, vacuno y empanadas, los días libres y si habrá o no lluvia; se viraliza un video en que niños de 15 años- en un velorio narco- ostentan armas, drogas, billetes y cantos de despedida cuando su compañero, de la misma edad, yace muerto en el féretro.

Ejecutivo, Desarrollo Social, legisladores, Justicia, Iglesias, Salud, sociedad civil y comunidad en general, ¿Cómo llegamos a esto? Parece que mucha razón tenía Javier Marías- escritor español- cuando aseveró que “(…) el mundo está cada vez más imbécil…” Afirmación que nos calza plenamente.

¡Premio internacional para Chile a la superficialidad, la indiferencia y la normalización de lo absurdo!

Pbro. Nicolás Vial Saavedra – Presidente Fundación Paternitas

Mensaje para ustedes

Señor Director:

Y los presos votaron al fin. Sin duda, un gran avance. Sin embargo, la abrumadora mayoría de la opción “rechazo” en la población penal reflejó el grito incuestionable de quienes se siguen sintiendo marginados, engañados, maltratados y utilizados. Para ellos, al decir de algunos, la coyuntura electoral transformó su participación en una suerte de manipulación orquestada para fines electorales. ¡Pero no! El clamor- fuerte y claro- de los más pobres y desechados dejó fuera a los que creían que refundaban Chile.

La votación penitenciaria evidenció y desenmascaró la reflexión a puertas cerradas, la actitud prepotente, la dictadura reflexiva, la soberbia y el descontrol irracional de impulsos. Y sí, es cierto, las cartas que enviamos a la más alta autoridad del país (Marzo, 2022) como a la Presidenta y Vicepresidente de la Convención (Junio, 2022) advirtiendo de los riesgos inminentes de un mal borrador, no tuvieron réplica. La Convención, acto casi sagrado y valioso en sí mismo, se pisoteó en virtud de esas malas prácticas por todos conocidas.

Sabio fue lo que, al cumplir su condena, me mencionó Lucy: “No son las promesas de los nuevos alcaides ni jefes de secciones las que cambiarán el destino del sufrimiento que se vive en las cárceles. Son actitudes concretas y muy distintas a las que se usan ahora”. Interesante opinión. ¡Atento gabinete nuevo! ¿No será un contundente mensaje para ustedes?

Pbro. Nicolás Vial Saavedra – Presidente Fundación Paternitas

 

Trabajo coordinado

Siempre pensé que los verdaderos símbolos de una nación eran la vida, el respeto y la dignidad humana. ¿Cuándo fue que se cambiaron por la bandera? Rasgar vestiduras hablando de pudor mientras “normalizamos” lo verdaderamente escandaloso e improcedente; raya en hipocresía desvergonzada.

Cómico, por decirlo menos,  cuando la violencia se enseñorea, la niñez se precipita a su suerte, las quemas y los atentados son acciones de cada día.

A partir del 05 de septiembre, Chile depende de nosotros. Es fundamental que el gobierno y la sociedad civil trabajen coordinadamente.

Pbro. Nicolás Vial Saavedra – Presidente Fundación Paternitas