Comunidad Terapéutica El Monte: un año de fe y trabajo por la recuperación del ser humano

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-229″]

Al finalizar el año 2016 la Comunidad Terapéutica Paternitas El Monte, de Fundación Paternitas, recibió la excelente noticia que fueron los ganadores de la licitación de SENDA por un período de dos años más, obteniendo un puntaje de 100, siendo uno de los 3 únicos programas en todo Chile que obtuvo dicha puntuación.

Cabe destacar con satisfacción que este año se atendieron a 57 usuarios, número al cual se debe agregar el grupo familiar, ya que éste es un pilar muy importante de las terapias. Todos los beneficiarios reciben atención psicológica, psiquiátrica, ocupacional y orientación socio-laboral antes de egresar y el equipo técnico de El Monte brinda un seguimiento de un año para ayudar a que los jóvenes se reinserten adecuadamente. En la medida que los usuarios van egresando se implementó una tradición, muy significativa, siempre dejan en este Centro algo de lo que han aprendido con un mensaje especial para sus compañeros.

En este balance se destaca el compartir con distintos centros cuyo trabajo es de similares características. Se realizaron paseos a la comunidad Alfa, quienes también trabajan con personas que tienen adicción a drogas y alcohol. Hubo tardes de recreación y deportivas a lo largo del año, en tiempo de verano el equipo técnico organiza una visita a una piscina en la comuna de Talagante, donde disfrutan comparten y se olvidan de los calurosos días de verano.

Por otra parte en conjunto con COSAM Peñaflor, que es un programa que corresponde a la zona occidente, se organizan partidos de fútbol en el año, siempre en la tónica de un ambiente de dispersión y terapia, en el cual pueden reaprender la importancia del deporte, las jornadas son iniciadas con una reflexión guiada por todos los terapeutas.

Para que nuestros usuarios puedan resignificar las fechas de Fiestas Patrias -no como fechas de fiesta y carrete- sino que de fiesta nacional y familiar, donde se puede disfrutar y divertirse de forma sana, se lleva a cabo una celebración que comienza con el izamiento de la bandera y la canción nacional, luego con juegos tradicionales, como la carrera en saco, el emboque, entre otros, además bailan cueca y para finalizar deleitan un buen asado típico chileno, de esta manera se destacan los valores patrios.

Una visita significativa este año fue la de un grupo de estudiantes de un colegio de Maipú, a quienes el Técnico y profesor Mauricio Esparza, de El Monte, les hace clases. Durante la instancia se realizó una intervención de prevención del uso y abuso de drogas, para que los jóvenes no repitan los patrones de nuestros usuarios, siendo ellos mismos quienes finalmente aconsejan a los jóvenes, fue un intercambio cultural y de experiencias muy productivo.

El equipo de profesionales, los beneficiarios y sus familias tuvieron una celebración de Navidad, siempre remarcando el concepto de asignar el verdadero significado de estas fiestas, como una festividad familiar, que se puede disfrutar de forma sana y consciente.

En momentos de balance queremos recordar a Rubén, un beneficiario que llegó con grandes dificultades a Paternitas, con muchas ganas de cambiar su vida, lo estaba logrando, iba por un muy buen camino, pero lamentablemente por una fatal accidente falleció. “Este fue un golpe muy duro para todo el equipo y sus compañeros, nos costó recuperarnos y hoy sentimos que Rubén nos acompaña y nos alienta a seguir luchando por la recuperación del hombre” asegura Luis Maulen, Coordinador de la Comunidad Terapéutica El Monte.

Finalmente muchas felicitaciones a los egresados este año: Michael, Luis, Carlos, Isaías, Jonathan, Marcelo, Juan, Patricio, Christian, quienes con mucho esfuerzo dedicación han logrado cumplir las metas que se fueron proponiendo durante este año.

Fiesta de Navidad con sentido y en familia

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-228″]

Globos, magia, golosinas, refrescos, empanadas, completos, regalos, mucho espíritu navideño y sobre todo unión familiar, fue como vivieron la celebración de Navidad los beneficiarios de Fundación Paternitas.

La celebración fue realizada y organizada por funcionarios de la institución con mucho cariño para quienes durante todo el año van a Paternitas para completar sus procesos de rehabilitación. El lugar elegido, fue al aire libre, los parques de Cerro Blanco, en Recoleta, donde las familias disfrutaron de un día de contacto con la naturaleza. Los niños se divirtieron en la cama inflable, además de gozar y reírse con los novedosos números de magia ofrecidos por el Mago Jimmy Jimmy, se sorprendieron con los cuentos susurrados al oído por las voluntarias Cuenta Cuentos de Fundación Mustakis.

En la fiesta estuvieron presentes todos los funcionarios de la Casa Central y algunos voluntarios, quienes atendieron los distintos puestos con comida y refrescos, también estuvieron presentes el Presidente de la Fundación Padre Nicolás Vial, Consuelo Correa Vice Presidenta y la Gerenta General Lucía Ruíz- Moreno.

Los beneficiarios y sus familias, al momento de finalizar y con regalo en mano expresaron con mucha sinceridad y emoción reflejadas en sus sonrisas,el agradecimiento por esta verdadera Fiesta de Navidad con sentido que ofreció Fundación Paternitas.

Bautismos y Primeras Comuniones

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-227″]

En el marco del trabajo pastora de fundación paternitas recientemente recibieron los sacramentos de bautismos y primera comunión 5 beneficiarios director del programas jefas de hogar del área de integración juvenil familiar.

Con un trabajo de Catequesis fueron preparados durante el año por personal de Paternitas quienes a su vez optaron por ser padrinos y madrinos de algunos de ello, lo que demuestra el gran compromiso que tienen quienes conforman la familia Paternitas. Además de hacer un trabajo de capacitación y reinserción adquieren un compromiso personal con los beneficiarios y sus familias para que no se alejen del camino de la fe.

La ceremonia religiosa fue oficiada por el presidente de la Fundación Paternitas el Padre Nicolás Vial, quien por supuesto que los acompaña como guía espiritual en este proceso.

¿Cómo dejar de delinquir a través de la costura?

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-226″]

Esta pregunta la respondió este año Fundación Paternitas cuando recientemente se graduaron 60 jóvenes en el Taller de Costura. Son adolescentes que llegan voluntariamente a la fundación para cambiar sus vidas, lo que tiene un valor incalculable si pensamos que vienen del mundo delictual.

En este taller de costura ellos no sólo están frente a una máquina de coser, hilos y telas, sino que también al confeccionar estas mantas, para que otras familias disfruten una picnic al aire libre, los adolescentes se incorporan través de una rutina, aprendiendo, normas, esquemas de trabajo, participación con los compañeros y valores, lo que posteriormente les permitirá una mejor adaptación a un futuro puesto laboral.

Es así como el programa del Área Integración Juvenil Familiar contempla además un proceso de acompañamiento personalizado junto a una tutora, con quien trabajan los distintos aspectos de su vida personal, familiar y social. Además tienen un apoyo grupal, el trabajo profesional de un terapeuta de drogas y un seguimiento psicológico. El objetivo es que cada joven en el momento que culmine las etapas del proceso debiera alcanzar la necesaria autonomía y capacidad para proseguir su propio camino.

Reinserción social, rehabilitación, reencuentro, apertura al futuro, amor, acogida, aceptación y esperanza, son algunos de los conceptos con los que se encuentran los adolescentes cuando se acercan a Paternitas.

Cabe destacar que ellos no sólo han infringido la ley, sino que sus vidas han estado marcadas por distintos dolores como, ruptura familiar, carencias afectivas y económicas, abusos y abandono. Han experimentado el encuentro prematuro con lo peor del mundo de la calle y la droga. Han sido llevados casi de la mano a una cultura del delito.

Las mantas de picnic que fabricaron son el “puente” entre ellos y la sociedad. A través de las gestiones de las profesionales del área estos productos son ofrecidos a distintas empresas, que se comprometen a obtenerlas como regalo corporativo para sus trabajadores y así lograr una Navidad con Sentido Social. En varias ocasiones los jóvenes participan de esta entrega, momento durante el cual ellos pueden compartir y contar sus experiencias de vida, sus motivaciones al cambio y su paso por Paternitas. La mantas miden de 1.5 metros por 1.5 metros, confeccionadas de tela cien por ciento impermeable, de lona doble en polyester, lavable y aislante. Para más información llamar directamente a Fundación Paternitas al 226803100.

La confianza da fuerza

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-225″]

Como la culminación de un proceso importante de integración socio-laboral ofrecido por la Fundación Paternitas, con el patrocinio del Ministerio del Interior, a través de la Subsecretaria de Prevención del Delito, se realizó recientemente una emotiva ceremonia de Certificación en Gastronomía de 31 beneficiarios del programa Integración Juvenil Familiar.

Ellos y sus familias se mostraron muy entusiasmados, con el evento porque es el resultado de un intenso año de entrega y sacrificio para lograr la meta. Además estuvieron presentes representantes de los servicios públicos con los cuales se trabajó durante el año. Fabián Gil, Coordinador del Fondo Nacional de Seguridad Pública, de la Sub secretaría de Prevención del Delito, quien junto con felicitar a Paternitas por este proyecto destacó que era muy importante invertir en proyectos que priorizaran a las personas, también asistió Luzmira Parada, Gestora Territorial, y por parte de los empresarios gastronómicos asistió Miguel Angel Casanueva, quien también realizó capacitaciones durante el año y destacó que “esta certificación es un paso más de nuestros jóvenes y es el inicio de una etapa que recién comienza donde todos somos responsables, en darles un espacio de trabajo, felicidades a los nuevos cocineros”.

Lucía Ruiz Moreno, Gerente General de Paternitas consideró muy importante la unión de tres sectores: Gobierno, Empresarios y Paternitas en un objetivo común,”llevar a estos jóvenes a un cambio positivo en sus vidas, para que vuelvan a creer y recobren la esperanza, así alejarlos definitivamente del mundo del delito, este es un gran aporte a la Sociedad”, destacó la ejecutiva.

En tanto Francisca Lewin la encargada del programa Integración Juvenil Familiar les puntualizó, “hoy ustedes salen con las herramientas necesarias para lograr mejorar sus vidas, aprovechen el potencial y sus propias capacidades para lograrlo, y no desperdicien las oportunidades que esperan por ustedes”.

Cuando un joven es rehabilitado y reinsertado socio-laboralmente deja de cometer un promedio de tres delitos al día, entonces podemos decir con certeza que al graduarse 31 jóvenes infractores de ley, alrededor de mil personas no serán víctimas de un asalto, un robo o delito similar.

Por parte de los jóvenes hablaron Valentina Marín y Bastian Bruna, quienes destacaron en sus palabras el apoyo y la confianza que los equipos de la Fundación Paternitas habían depositados en ellos, esto se tradujo en un fuerza interior de cada uno de los graduados y fue así como lograron creer en sí mismos para sacar adelante el oficio de gastronomía y poder surgir en la vida de una manera digna y honrada.

¿Los presos tienen derecho a voto?

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-213″]

En el marco de los foros interdisciplinarios para discutir sobre un desarrollo humano sostenible e integral a la luz de la encíclica Laudato si’, diversas facultades y unidades académicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile continúan realizando, desde sus áreas de estudio, espacios de conversación en torno a la Ecología Humana durante agosto y septiembre.

En este contexto la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana, en el marco del mes de la solidaridad y el año de la misericordia, el tópico fue “Derecho a voto en cárceles: Una mirada desde la misericordia y la justicia”, invita a participar a Fundación Paternitas, que fue representada por de Francisca Lewin, encargada del área Juvenil-Familiar.

El panel fue moderado por Fernando Acuña, profesor de la Facultad de Comunicaciones UC y estuvo formado además por Marisol Peña, ministra del Tribunal Constitucional de Chile; María Elena Santibáñez, profesora de Derecho Penal; Padre Luis Roblero, capellán nacional de Gendarmería.

“La misericordia debe entenderse bajo el marco de la justicia. En el fondo, que los órganos que existen sean utilizados de manera democrática y funcionen las instituciones. Creo que no se puede hablar de misericordia sin mirar los conceptos: elegir, decidir y pertenecer.” expuso Francisca Lewin, de Fundación Paternitas, respecto al derecho de voto en las cárceles.

“¿Por qué deberían votar y participar (los privados de libertad)? Porque cuando uno participa o cuando uno opina o tiene derecho en una sociedad, por ejemplo en el espacio carcelario, uno podría obligar a que el trato sea un trato digno y no un trato denigrante, humillante, con gritos, con maltratos psicológicos y con tortura, porque en las cárceles sí se tortura” comentó durante su exposición el capellán nacional de Gendarmería.

Un curso de administración de bodega para jóvenes en libertad vigilada

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-212″]

Gracias a los aportes de Fundación Aninat para el programa Paternitas Trabajo se desarrollará un curso de capacitación en Administración de Bodega, para 15 jóvenes del CRS Norte de Recoleta, que se encuentran bajo libertad vigilada. Otec Boreal será la encargada de impartir el curso.

La ceremonia se llevó a cabo en la sede central de Paternitas, fueron recibidos por las profesionales que encabezan el programa y el Pdte. de la Fundación, Padre Nicolás Vial. Compartieron un rico desayuno, preparado especialmente para ellos y sus familias.

“Nosotros los recibimos con mucho entusiasmo y afecto, tengan la certeza que estamos acá para ayudarlos en este proceso y que principalmente nos preocuparemos de la persona que hay detrás de cada uno de ustedes, con todas sus luces y sombras, pero también quiero decirles que de ustedes depende que tengamos éxito todos juntos”, dijo el Padre Nicolás Vial.

Por otra parte Francisca Lewin, encargada del Área Integración Juvenil Familiar resaltó: “nosotros los elegimos a ustedes porque decidieron cambiar sus vidas y el desafío que tenemos en Paternitas es ayudarlos y orientarlos en este camino, cuenten con nosotros cien por ciento, estamos aquí para apoyarlos y resolver todas sus inquietudes, tanto en el curso propiamente tal, como en lo personal y familiar”.

Alejandra Morales, encargada del Programa Intermediación Laboral del CRS Norte, quien también estuvo presente en la bienvenida agradece a Paternitas por la oportunidad que les da a estos jóvenes y los insta a ellos a permanecer en los cursos, respetando los horarios, las relaciones con sus compañeros y profesores, para lograr el éxito deseado.

El arte muralista en un centro de jóvenes en reclusión

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-211″]

Un proyecto de arte, que ha sido valorado positivamente, tanto por los beneficiarios, como por el equipo técnico del Centro CRC San Bernardo, está desarrollando el equipo de profesionales del programa Integración Juvenil- Familiar de Paternitas.

Este novedoso programa está dirigido a jóvenes, entre 17 y 24 años, que permanecen en régimen cerrado, que tengan voluntad de participación, con compromiso leve o moderado de consumo de drogas y se lleva a cabo a través de un taller práctico- teórico de arte muralista que promueve la adecuada transición del joven al medio libre y que le permite dejar los comportamientos delictuales atrás. Por otra parte potenciar estrategias de auto-conocimiento, para que logren una valoración y un respeto a sí mismos.

El grupo de 6 jóvenes, que hoy participan del programa pasaron por un período de selección previa, tanto por el equipo del CRC de san Bernardo, como por la dupla psicosocial de Paternitas, que evaluó las características de los jóvenes que hicieron posible su participación en el proyecto.

El proceso, que se inició el mes de mayo, tiene como objetivo general promover la adecuada integración personal, familiar y social de estos jóvenes infractores de ley, para disminuir el riesgo de la reincidencia delictual, y se extenderá por cuatro meses y dos semanas.

De acuerdo al desempeño, actitud y compromiso demostrado por cada joven en el transcurso del taller, y en concordancia con equipo técnico de CRC San Bernardo, tendrán la posibilidad de incorporarse a la plataforma que Paternitas dispone en el medio libre, continuando de esta forma con su proceso de integración personal, social y familiar.

Un sueño cumplido

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-210″]

Catalina Ximena Vergara Guerrero, una adolescente de 17 años, quien a consecuencia de su difícil historia familiar a los 12 años ingresa a una casa de acogida del Sename, en el sector de Pudahuel. Haciendo un balance de su estadía en el servicio ella asegura que encontró en ese lugar, la acogida que no recibió en su hogar.

“Cuando cumplí 16 le comenté a mi asistente social, si era posible que me postularan a algún curso de capacitación en gastronomía, fue así como llegué al programa del Área de Integración Juvenil Familiar de Fundación Paternitas. Aquí verdaderamente recibí todo el cariño y el apoyo emocional que andaba buscando desde muy chica”.

Lleva cuatro meses en los talleres de Gastronomía, su desempeño y rendimiento ha sido bien calificado por las profesionales encargadas, lo que la llevó hacer una pasantía en la Pastelería La Ermita, en la comuna de Vitacura, lo anterior se concreta por gestiones realizadas por el equipo de profesionales del programa. “Estoy viviendo un sueño, siempre me imaginé haciendo pasteles y cosas dulces, me siento muy feliz, me gusta como la gente me ve y me trata. Además el lugar es muy bonito”, destaca Catalina, a pesar que afirma que a veces siente las huellas en su alma de los malos tratos recibido en su niñez y se pone triste.

Catalina vive su sueño de poder trabajar con masas, hacer galletas y bolitas de manjar con nuez, así como ella son muchos los jóvenes que llegan a Fundación Paternitas con una esperanza, con las ganas de salir adelante y de encontrar una oportunidad. Este es un testimonio que demuestra que se puede, que los sueños a veces se cumplen si las personas luchan y trabajan por ellos.

Fundación Paternitas, así como lo hizo con Catalina, pone a disposición de estos jóvenes, adultos y sus familias, toda la experiencia obtenida en los más de 20 años trabajando con personas que cometieron errores en sus vida.Los recibe con las puertas abiertas y con todo el amor, cariño y profesionalismo de las personas que constituyen los distintos equipos profesionales.

Un partido por la recuperación

[meteor_slideshow slideshow=”noticia-209″]

Una actividad recreativa en conjunto realizaron la Comunidad Terapéutica El Monte de Fundación Paternitas y el Centro Mixto de día Santiago, de Santiago Centro. El motivo fue compartir entre los beneficiarios e intercambiar experiencias de vida y recrearse sanamente en la cancha jugando un partido de futbol.

Estas actividades ayudan a la recuperación de quienes están en proceso de rehabilitación de drogadicción y promueven los valores de compartir sus vivencias en comunidad, además los incentivan a seguir en el camino de la recuperación de sus procesos personales. Se da una dinámica de refuerzo positivo cuando se encuentran dos o más programas en la misma tarea.
Adicionalmente se realizará un encuentro con el Cosam de Peñaflor, comuna vecina a la Comunidad El Monte, que trabaja de manera ambulatoria con hombres y mujeres que quieren rehabilitarse de la drogadicción. En este encuentro los beneficiarios de Paternitas prepararán un almuerzo especial, para recibir a los invitados, que se cocinará en el horno de barro de la localidad. Esta actividad se hace con el aporte y el esfuerzo de ambas comunidades.

“Las ventajas de estas actividades son que la comunidad de este sector se informe de nuestros programa y nos puedan derivar a otros afectados con el problema de la droga y también los propios beneficiarios tienen la oportunidad de conocer nuestra dinámica y metodología de trabajo, que les sirve de información para cuando tomen la decisión de internarse”, aseguró Luis Maulen, director del Centro de Paternitas, en la comunidad El Monte.