Justicia para todos porque, de lo contrario, sólo para algunos será siempre ensañamiento. En los últimos días, muchas han sido las opiniones en relación a la condena del ex senador Jaime Orpis.

Lo que parece totalmente insólito es la siniestra impunidad para quienes han cometido los mismos delitos que a unos les valió el escarnio público con la debida sentencia punitiva.

¿Cobardía de instituciones públicas que- además de no hacer la pega- los dejan en total inmunidad pavimentando la vía para nuevos crímenes “VIP”? ¿Cuál es la diferencia entre Orpis y los muchos políticos y empresarios que usurpando el nombre de tales sólo buscaron satisfacer sus sucios y mezquinos intereses?

Aunque no falta la esperanza porque puede ser que muchos de esos otros delincuentes estén pensando unirse a las filas de Paternitas para rehabilitarse. Nuestros programas de recuperación social son exitosos para quienes transgreden la ética y la moral.

Esta variante de facinerosos parece ser más peligrosa que el Ómicron.

Pbro. Nicolás Vial Saavedra – Presidente Fundación Paternitas

También puede leerla AQUÍ