[meteor_slideshow slideshow=”noticia-240″]

En la Iglesia La Viñita, patrimonio nacional, sede de Fundación Paternitas, se celebró una Eucaristía en honor a la Virgen de Montserrat, o la Virgen “Morena” como la llaman cariñosamente en el mundo de las cárceles, por el Vicario Zona Norte el padre Rafael Hernandez, junto al director de la Fundación padre Nicolas Vial.

El Vicario resaltó y agradeció esta labor de la institución y particularmente la dedicación del padre Vial, dijo, “él ha dedicado gran parte su vida a esta gran obra, tal es de abrir puertas y preocuparse por acoger, acompañar y reinsertar a personas que han cometido errores y han estado privadas de libertad y buscan un cambio en sus vidas. Aprovecho la ocasión también para felicitar al gran equipo de profesionales que constituyen esta Fundación, puntualizó el sacerdote.

Un testimonio de vida

Cabe destacar que una vez finalizada la misa dio su testimonio a los presentes uno de los beneficiarios, Arturo Fuentealba, un joven que relató su triste historia de penas, abandono, y desesperanza, “he estado varias veces recluido en centros del Sename, a los 15 años caí preso por 22 meses, mis errores me han costado muy caro y le he hecho daño a muchas gente “pero hoy quiero decir que eso quedó atrás, cuando llegué a Paternitas encontré un ambiente que me supo cobijar con confianza , tranquilidad y alegría, tengo muchos sueños y estoy trabajando para cumplirlos hoy soy otro, lleno de posibilidades, con un oficio, con el cual podré independizarme y ganar mi dinero digna y honradamente. Hoy quiero pedirle a la Virgen recuperar a mi familia y a mi pequeña hija”.

Las palabras del joven emocionaron y calaron hondo en los presentes, tanto en los ejecutivos y miembros del directorio de Paternitas, como, vecinos, amigos, familiares de los beneficiarios y colaboradores de la institución que asistieron a la ceremonia.