[meteor_slideshow slideshow=”noticia-218″]

Rosalba Trujillo, de 50 años, de aspecto tranquilo, jovial y alegre nos cuenta brevemente su historia. Dueña de casa tuvo 9 hijos, uno falleció de meses, ella actualmente vive con tres, uno de ellos es Jordan Cifuentes, quien está participando actualmente en el programa del Área de Integración Juvenil Familiar de Paternitas, en un curso de administrador de bodega. Viven en Colina, donde los fines de semana ella trabaja en la feria del sector.

Fue por este hijo que Rosalba llegó a Paternitas al programa Jefas de Hogar, este proyecto es una gran oportunidad que da la Fundación a familiares de personas en conflicto con la ley que pueden acceder a diversos talleres tales como: costura, trabajo en madera, decoupage y otras manualidades.

“Lo que encontré aquí no lo había visto en otros cursos. Cariño, preocupación y acogida, por lo tanto la convivencia con las otras personas se hace muy fácil, yo podría decir que es un ambiente muy familiar, me siento como en mi casa y además estoy aprendiendo un oficio y puedo compartir con otras personas que tiene los mismos problemas que yo, asegura Rosalba.
Ella participa en los curso de costura y de trabajo en madera, que imparte el programa jefas de hogar, donde se realizan distintos productos que luego las beneficiarias los pueden comercializar.

Finalmente Rosalba Trujillo manda un mensaje a todas las mujeres, madres, esposas, novias y hermanas de personas en conflicto con la ley, “que se atrevan y vengan a pedir ayuda a la Fundación Paternitas, siempre encontrarán una palabra de apoyo y algún taller del cual ser parte, para aprender otros oficios y además para aumentar el presupuesto familiar”.
Cabe destacar que para ella es muy importante participar en este taller porque viene junto a su hijo, que es parte del curso de administrador de bodega que ofrece la Fundación Paternitas para la reinserción social de jóvenes infractores.