[meteor_slideshow slideshow=”noticia-205″]

En dos sencillas pero muy emotivas ceremonias el Padre Nicolás Vial realizó 20 bautizos y primeras comuniones a jóvenes infractores de ley. Ellos a pesar de encontrarse recluidos, en CIP CRC San Joaquín, no han abandonado su lado espiritual, en su reclusión y soledad, vieron la mano generosa del Señor y la Virgen bendiciéndolos y abriéndoles las puertas hacia una vida nueva.

En un proceso acompañado por laicos comprometidos, los jóvenes realizaron su preparación durante este año, para poder recibir los Sacramentos, demostraron mucho interés y dedicación durante este período. Cabe destacar que este grupo de colaboradores seguirá apoyando esta iniciativa durante todo el año mostrándoles el camino de la Fé como fuente de libertad y salvación. Además de darles a conocer a Dios, pudieron entablar con ellos un diálogo profundo de cambio y redención. “Fue un trabajo precioso y estamos seguros que dará fruto en la vida de cada uno de ellos, tener la oportunidad de ser instrumento es maravilloso, una bendición para nosotros”, aseguró una catequista.

Quienes froman parte de Fundación Paternitas se alegrna y agradecen a las personas que se han sumado y han querido acompañar en esta importante tarea de evangelización para estos jóvenes infractores, así se aporta un grano de arena para romper el círculo de la delincuencia