[meteor_slideshow slideshow=”noticia-201″]

El programa Jefas de Hogar de Fundación Paternitas, es una demostración más de la preocupación de la institución de romper el círculo de la delincuencia. Da las bases para que mujeres altamente vulnerables, obtengan herramientas, tanto en la formación de un oficio como en la formación de habilidades blandas, (comunicación, creatividad, flexibilidad y adaptabilidad, desarrollo del pensamiento reflexivo y crítico, trabajo en equipo, etc.), para que puedan desarrollar y proyectar una capacidad generadora de recursos económicos estables a través del tiempo, logrando un empleo dependiente o independiente, que les permita salir de la vulnerabilidad y el riesgo social donde están inmersas.

De esta manera el programa las conduce por el camino de la reinserción social y laboral, para que de esta forma ellas puedan respaldar y ayudar a sus parientes vinculados al mundo del delito, aspirando a cumplir el sueño de la casa propia y de obtener los recursos básicos y necesarios para la mantención de su hogar.

Uno de los principales objetivos del programa, que este año atenderá a cincuenta mujeres, lo que significa beneficiar a 50 familias, es que a través de los talleres de formación en competencias sociales se brindan también espacios de reflexión en torno al desarrollo personal y familiar, la familia es el pilar más importante, cuando se habla de rehabilitación y reconstrucción de una persona que ha estado privada de libertad.

El programa contempla por un lado un taller de costura creativa, “enchulando” y transformado prendas donadas a la Fundación y por otro uno de multi-manualidades, enseñándoles la técnica decoupage, que consiste en adornar distintos objetos de madera, (servilleteros, fosforeros, llaveros etc.)

Soledad Eguiguren, encargada del proyecto, lo destaca como muy exitoso, ya este grupo de mujeres ha demostrado gran interés de participación y asistencia. La Fundación Paternitas con esto logra que este grupo de dueñas de casa salgan de su hogar, para compartir experiencias, sueños, frustraciones y vivencias con sus compañeras de curso, además de aprender un oficio que traerá una independencia económica.