[meteor_slideshow slideshow=”noticia-197″]

En un ambiente de cordialidad y muy familiar fueron recibidos con un exquisito desayuno los 20 privados de libertad seleccionados para el primer curso del año 2016 del programa Paternitas Trabajo. Junto a sus familias disfrutaron de este momento y recibieron la bienvenida por parte de Virginia Vergara, coordinadora del programa de la institución. Ellos fueron elegidos, en primera instancia, tras un proceso efectuado por Gendarmería, y a continuación el equipo de profesionales de Paternitas Trabajo realiza la selección definitiva, donde demostraron interés y deseos de un cambio profundo en sus vidas y volver a reintegrarse a la sociedad de manera digna. El curso denominado “Instalaciones Eléctricas Domiciliares” es financiado por el Programa Cimientos de la Cámara Chilena de la Construcción.

El proceso durará aproximadamente 3 meses, se inició esta semana y consiste en una primera etapa en una capacitación en habilidades blandas, esto significa: manejo de la ansiedad, control de impulsos, responsabilidad, respeto, puntualidad. Temas indispensables para lograr una exitosa inserción laboral y una buena sociabilización con sus futuros compañeros de trabajo y jefes. A continuación se contempla el proceso de capacitación del oficio propiamente tal, para finalmente ser colocado en un trabajo dependiente en empresas colaborados y con convenios establecidos previamente con Fundación Paternitas.

Este proceso es posible gracias a la alianza de Paternitas con la Cámara de la Construcción, que se remonta al año 2008 y ha significado la capacitación, inserción e inclusión socio-laboral para más de 300 personas que han estado privadas de libertad, y que por medio de este proyecto han logrado obtener el beneficio de salida controlada al medio libre, dejado atrás la vida delincuencial y han logrado restablecer nuevamente los lazos familiares.