[meteor_slideshow slideshow=”noticia-187″]

Este ciclo organizado por la Pastoral y el Cine UC, invita a pensar en esta Semana Santa que se aproxima, en la dimensión humana y divina de situaciones cotidianas y de aquellas experiencias desde donde nace el perdón, la reconciliación y la esperanza, en el marco del año Jubilar de la Misericordia convocado por el Papa Francisco.

La inauguración fue el miércoles 16 a las 19:00 hrs., en la sala de cine del Centro de Extensión de la UC, con la presencia de más de 150 personas y la participación de la Vicerrectora de Comunicaciones, Paulina Gómez y el Vice Gran Canciler de la Universidad, Padre Cristián Roncagliolo se exhibió el documental “El Chacal de Nahueltoro”. Posterior a la película se realizó un “conversatorio” con su director, Miguel Littin, cuya carrera cinematográfica comenzó el año 1969, el Padre Nicolás Vial, Presidente de Fundación Paternitas y Pablo Chiuminatto, profesor de la Facultad de Letras UC. Artista visual y académico, doctor en filosofía. Además en la ocasión se lanzó el libro editado por Cuarto Propio con el guión original e imágenes de la película. El encuentro fue moderado por Fernando Acuña, profesor de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica.

Una de las principales conclusiones, en este interesante diálogo, fue que -principalmente- los actos de las personas nacen de las experiencias vividas: en este caso del total abandono, maltrato constante y las profundas carencias afectivas que experimento en su vida Jorge del Carmen Valenzuela Toro, como lo señaló el Padre Vial.

Además se rescató la idea que el documental, es una pieza histórica que refleja la forma de vida del sur de Chile en los años 1968-1969. Fue una pelicula rupturista para su época, con una temática cruda poniendo sobre la mesa temas tales como: pena de muerte, los horrendos asesinatos de seis personas inocentes, incluidos 5 menores perpetrados por el “Chacal”, la pobreza extrema, la desolación, la vida en la cárcel etc.

Otro tema que salió a relucir durante el “conversatorio” fue la rehabilitación, de las personas que han estado privadas de libertad. Jorge del Carmen durante el tiempo que estuvo preso con la ayuda y apoyo de los propios custodios y sus compañeros de prisión logra instruirse, aprender un oficio, recibir remuneración y “aprender a vivir”, como él mismo lo expresó cuando le comentó al Sacerdote, que lo guío y lo acompañó espiritualmente, durante su presidio, y finalmente reconoció su total entendimiento y arrepentimiento de los crímenes que cometió, sin embargo él mismo debe poner la firma al oficio de su sentencia de muerte.

El ciclo continuará hasta el jueves 24 de marzo, la entrada es liberada habrá una variada selección de 21 películas, de diversos países y culturas, así como también religiones, se tendrá como tema común la misericordia.