[meteor_slideshow slideshow=”noticia-156″]

La cocina como proceso educativo Fundación Paternitas participó de la iniciativa Ñam Santiago Innova 2015, ideas que alimentan al mundo, por una parte con una inspiradora y entretenida ponencia, sobre el mundo de jóvenes ligados a la delincuencia y a la drogadicción, que estuvo a cargo de Francisca Lewin, encargada del programa Formando en Familia y del destacado chef nacional, José Luis Merino, ambos a la cabeza de la Escuela de la Felicidad, proyecto que busca poder reinsertar familiar, social y laboralmente a estos jóvenes, a través de la gastronomía.

Por otro lado la institución, también se hizo presente con un stand de empanadas en el Cerro Santa Lucía, durante los días 17, 18 y 19 de abril, que duró el Festival. “Es en la cocina y a través de un proceso educativo y de aprendizaje, que no sólo contempla saber hacer exquisitos platos de comida, sino también que ellos aprendan a cumplir normas de convivencia, respeto y buena conducta donde encuentran una gran oportunidad para un cambio de vida, para dejar el mundo delictual y con el tiempo lograr, tal vez, su propio emprendimiento”, aseguran los encargados de este proyecto.

Este Festival tuvo como visitantes a cientos de personas, incluidos muchos turistas y contó con la participación de expositores nacionales y extranjeros, mostrando iniciativas relevantes relacionadas con la alimentación, que están siendo un aporte para el desarrollo social, para construir un mejor lugar donde vivir. Es así como la Escuela de la Felicidad de Fundación Paternitas, llamó la atención de los organizadores de este evento y nos invitaron a participar de él.

Oscar Norambuena uno de los jóvenes que trabajó en el stand de empanadas de la Escuela de la Felicidad, relata la experiencia: “fue un gran aprendizaje, trabajé como nunca lo había hecho, me entretuve y lo bueno que también gané unos pesitos”. “Al principio me costó mucho contactarme con la gente, sin embargo al terminar me dije SOY CAPAZ”, agregó Oscar.