[meteor_slideshow slideshow=”noticia-127″]

Un taller práctico de gastronomía, para una veintena de jóvenes bajo el beneficio de libertad asistida – tanto hombres como mujeres junto a sus familias- realizó el Programa Formando en Familia 2014, de Fundación Paternitas, a cargo del empresario gastronómico José Luis Merino, a la cabeza de varios restaurantes como Ciudad Vieja, La Percanta, Ciudadano, Mamboleta, entre otros. El objetivo de estas actividades – que se realizan durante todo el año- es lograr reinsertarlos socialmente y que recuperen su dignidad como seres humanos.

Merino empezó muy joven y de forma experimental e incipiente en el rubro, hoy gracias al esfuerzo, sacrificio y dar todo de sí, tanto él como su familia, el chef es propietario de 5 prestigiosos restaurantes , ubicados tanto en Santiago como en Puerto Varas. Su apuesta es, buena calidad a bajo costo, el 2010 recibe el premio de jóvenes líderes de la revista El Sábado, entre otras distinciones.

En el marco de la responsabilidad social Jose Luis Merino ofrece puestos de empleo a estos beneficiarios de Fundación Paternitas, una vez finalizada su capacitación: “ha sido una experiencia muy beneficiosa y positiva tanto para mi, el resto del personal que trabaja conmigo y para los propios jóvenes, destacó, el chef.

“Entregar herramientas y recursos para que cada uno pueda forjarse un mejor futuro, y lograr sus objetivos metas y sueños. El éxito está cerquita, si te muestran el camino y decides con convicción y trabajo alcanzarlo”, destacó José Luis Merino.

Reciben sueldo durante la capacitación

El Taller Productivo consiste en desarrollar un proceso integral que dura 6 meses y tiene dos ejes fundamentales , el primero es prepararlos para el trabajo a través de la participación en un oficio, los que participan en el taller son bonificados económicamente, lo que les significa un estímulo y además de cubrir necesidades básicas.

El segundo eje y muy importante es que durante el proceso el objetivo es formarlos en hábitos y ordenar integralmente a la persona en los aspectos más relevantes de la vida, cumplido lo anterior los beneficiarios son insertados en puestos laborales.

El trabajo se realiza a través de una tutora que diagnóstica y orienta a través del acompañamiento personalizado del beneficiario y su familia, y de la participación en talleres y cursos.