[meteor_slideshow slideshow=”padre”]

Una coincidencia milagrosa, en el mes de la solidaridad cumplimos 22 años. El 6 de Agosto de 1991 se formó oficialmente la Fundación Paternitas, la que se encuentra reconocida por el Estado y El Arzobispado de Chile, la iniciativa nace principalmente de los mismas personas privadas de libertad, cuando se dan cuenta que no tienen quién se haga cargos de sus hijos, ellos quedan a la deriva, ya que en muchas ocasiones están ambos padre presos.

La misión fundamental de la institución es romper el círculo de la delincuencia, a través de un programa integral consistente en apoyo y tratamiento social, psicológico, jurídico, espiritual y neuro psiquiátrico para los beneficiarios. Con una visión innovadora y eficiente para la prevención del delito y la recuperación del delincuente, cuyo eje central es la persona y su entorno familiar.

Está conformada actualmente por un Directorio, y las áreas: Administrativa, Comunicaciones y Captación. Teniendo como presidente al Padre Nicolás Vial Saavedra y Vice Presidenta y Gerente General a Consuelo Correa de Eguiguren.

Actualmente la Fundación cuenta con varios programas de prevención, rehabilitación y reinserción: La Casa de Acogida, para hijos de padre y madre presos. Programa Adolescentes, para jóvenes vulnerables de la Comuna de Recoleta. Comunidad Terapéutica El Monte, trabaja en rehabilitación de drogadicción adultos. Paternitas Integrado recibe a hombres y mujeres infractores de ley desde los 18 años en adelante, para orientarlos, acompañarlos, brindarles apresto laboral y capacitación, en el desarrollo sólido para la reinserción al mundo del trabajo, y el recientemente creado programa Paternitas Familia, que consiste en desarrollar planes de trabajo de reinserción socio-laboral del usuario, a través del fortalecimiento de su sistema familiar.

Todos los programas antes mencionados realizan diversas tareas otorgando una solución integrar para quienes lo necesiten, además de orientación espiritual, bajo la mirada cristiana y acompañamiento en el tiempo, tanto para los beneficiarios como para su grupo familiar.

Padre Nicolás Vial
Presidente Fundación Paternitas