[meteor_slideshow slideshow=”noticia-112″]

Capacitados en el rubro de la construcción se graduaron este año, 110 personas privadas de libertad, con beneficio de salida diaria, por su buen comportamiento. Fundación Paternitas y el organismo de capacitación Otec Descomp desarrollaron este novedoso proyecto, financiado por la Sub Secretaría del Trabajo, del Gobierno de Chile.

El programa tiene como objetivo principal reinsertar laborablemente a este segmento de la sociedad, por lo tanto además de salir con el título, los favorecidos obtuvieron puestos laborales, debido a la gestión de Paternitas Trabajo, en distintas empresas del rubro de la Construcción, como Socovesa y Cerco, Armas, Boetsch, Paz Corp, Vertex y Sepco. El proceso consta de varias etapas: apresto laboral (habilidades blandas), capacitación en oficio, talleres prácticos e inserción laboral y extendió por un período de tres meses con un total de 152 horas de capacitación en oficio y 80 en talleres prácticos.

Al evento, en el que se graduó el último grupo del presente año, asistieron los beneficiarios junto a sus familias y contó además con la presencia de Fernando Betteley, Director Ejecutivo Pro Empleo, de la Sub Secretaria del Trabajo, el candidato a la Presidencia Tomás Jocelyn-Holt, ejecutivos de empresas Socovesa y Cerco, el candidato a diputado Eduardo Cuevas y la directiva de Paternitas, encabezados por el Padre Nicolás Vial, Saavedra, junto al equipo de profesionales de la misma, quienes trabajan directamente con los privados de libertad.

Fernando Betteley señaló estar muy satisfecho por la culminación de este proceso: “es clave la capacitación para mejorar el nivel de vida y para acceder a puestos de trabajo con mejores remuneraciones, y nada tendría sentido si ustedes no hubieran querido tomar esta oportunidad, que da el Gobierno junto a Paternitas”, destacó el director ejecutivo.

Por otra parte Alejandra Gallardo, representante Otec Descomp, felicitó y agradeció especialmente al grupo por el esfuerzo y dedicación que se vio reflejado en la obra que realizaron en la misma institución que impartió los cursos, a modo de facilitar la infraestructura para futuras capacitaciones.

Aurelio Tobar Leiva, uno de los egresados habló a nombre del grupo, con la emoción de haber finalizado este proceso destacó: “damos gracias por este beneficio otorgado, por la paciencia que tuvieron con nosotros, y ahora les digo a todos mis compañeros mucha fuerza, porque se nos vienen lo más pesado: que es trabajar”

Finalmente el Padre Nicolás Vial señaló: “en Paternitas -que lleva 22 años trabajando en el mundo de la cárceles-, creemos en ustedes y hoy les doy las gracias, porque han sido capaces de culminar el curso y optar por este camino, que los hará mejores personas”, puntualizó el sacerdote.