[meteor_slideshow slideshow=”noticia-110″]

Por primera vez se desarrolla un programa en el ámbito de reinserción social, que busca potenciar los atributos y recursos que tienen personas que han estado, por diferentes delitos, privadas de libertad. Consiste en un taller productivo que partió en abril, ejecutado por un equipo de profesionales del programa Familia de Fundación Paternitas, conformado por psicólogas, orientadoras familiares, mediadoras, psicopedagogas, educadoras, profesora de arte y manualidades y abogada.

En este proceso se acentúa el acoger, acompañar e incentivar que cada persona trabaje desde el punto de vista de sus propias herramientas o atributos y con una visión positiva de sus posibilidades y capacidades. La idea es compartir el día a día, en el desarrollo de este proceso, tanto en los logros, como en las dificultades y en las crisis propias de cualquier camino de superación.

Actualmente en el proceso participan 8 personas: jóvenes infractores de ley, mujeres en proceso de reinserción y parejas de hombres detenidos y tiene una duración –que va de 2 a 6 meses de acuerdo a la situación. Cada usuario cuenta con una tutora que acompaña personalmente, visita e involucra a las familias respectivas. Además los apoya en la gestión de trámites concretos en pos de hacer uso de los beneficios estatales, tales como: subsidios, estudios, otras capacitaciones etc., que muchas veces se pierden por ignorancia.

Cabe destacar que los beneficiarios deben cumplir una jornada de lunes a viernes que contempla horarios y metas personales y grupales. En los cursos de manualidades, arte, costura, las profesionales tratan de asentar en cada uno (a) un nuevo estilo de vida, con normas que deben cumplir, con exigencias graduales y sin perder de vista que muchas veces una falta es parte del éxito en su trabajo. Frente a los problemas o crisis personales que traen en muchas ocasiones a los talleres, se les plantea es desafío que lo consideren como una oportunidad invaluable, de enfrentar y resolver, a modo de lograr, en este camino una verdadera base para una real y certera reinserción social y laboral, la meta para conseguir dejar el mundo del delito.

En el proceso semanal esta incluido actividades de reflexión, formación valórica y espacios para que puedan contar con asesoría jurídica y atención psicológica.

Trato Digno

El equipo profesional de la Fundación Paternitas tienen además la misión de generar recursos: “en el curso de costura se les asigna una bonificación por su desempeño, que es parte del trato digno, sello que queremos imprimirle a este taller”, acentúa Francisca Lewin encargada del programa.

Durante la gestión se han concretado la solicitud de la realización de 1.110 manteles, para ser entregados a distintas empresas como regalos de Navidad, lo que ha permitido hacer que este programa sea auto-sustentable. “Hemos logrado que grandes empresas no sólo aporten con dinero, sino también comprando, como regalos corporativos, los productos que estas personas realizan. Por otra parte Richard, prefiere no dar su apellido afirma: “a mí me sacaron directamente de la calle y hoy estoy aquí cosiendo, que no tenía idea al respecto y ganando unos pesitos y lo mejor sin drogarme”.