[meteor_slideshow slideshow=”noticia-103″]

Recientemente finalizó el curso de capacitación de Soldadores con Certificación y Enfierradores, iniciativa de la Fundación Paternitas y financiada por la Subsecretaria del Trabajo, destinada a entregar herramientas, para la reinserción laboral y social a personas privadas de libertad, en su mayoría adultos, entre 25 y 53 años, que han cometido diversos delitos como robos y hurtos.

El objetivo del proyecto consiste en ofrecer por una parte apoyo psicosocial, tanto a ellos como a su grupo familiar, por otra capacitar en oficios, para lograr la anhelada reinserción. Cabe destacar que los cursos impartidos por profesionales de la Otec Descomp se extendieron por dos meses y medio, es decir 232 horas (152 de oficio y 80 de talleres prácticos). Actualmente 80.9% de ellos están siendo insertados laboralmente en diferentes empresas.

En la ceremonia estuvieron presentes la Directiva de la Fundación Paternitas, encabezada por el Padre Nicolás Vial y autoridades; el Seremi del trabajo, Vicente Cazely, El subsecretario de Seguridad Publica Cristóbal Lira, Maria Angélica Aguirre en representación del Director Regional de Gendarmería, Jefa de Unidad de la cárcel de San Miguel, Paula Ampuero; del Ministerio del Trabajo, Sergio Bravo Prado, el Sub Director de Pro Empleo, personal de las aéreas técnicas de Colina I, II y del CDP Santiago Sur.

El subsecretario de Seguridad Pública aseveró: “estas iniciativas sirven para que ustedes sean independientes y no sean una carga ni para sus familias, ni para la sociedad y lo que se han ganado, ha sido con su propio esfuerzo y no porque se los hayan quitado a otra persona”. Destacó además que ellos son mirados como ejemplo y estímulo para los compañeros que siguen en la cárcel.

Con certificados en mano, varios de ellos expresaron su genuino deseo de cambiar al momento de encontrase en libertad, señalando que esto era una forma de sentirse seguros de sí mismos, más persona, y valorado, para poder así reinsertase a una vida laboral normal junto a sus familias y dejar el mundo del delito.