[meteor_slideshow slideshow=”noticia-101″]

El Padre Nicolás, Presidente de la Fundación Paternitas junto al equipo del Programa Familia, han desarrollado este semestre un interesante y muy exitoso proyecto en el Centro de Reclusión Juvenil de Til Til a estos ciclos se ha invitado a distintas personalidades públicas, contando con la participación y el compromiso de José Miguel Viñuela.

Consiste en realizar visitas, cada quince días a los jóvenes allí recluidos, el plan de trabajo se divide en dos etapas: la primera consiste en ir a las casas, conversar con los jóvenes y orientarlos; participar de los talleres de oficio que se encuentran desempeñando y la segunda reunirse con los seleccionados de las distintas casas, para tratar diferentes temáticas emocionales, bajo la mirada cristiana. Además y como parte importante de la actividad se celebra la Santa Misa, al interior del centro penal, con todos ellos y los encargados de cada caso.

Cabe destacar que dentro de los objetivos más importantes de esta actividad está brindar espacios de encuentro comunitarios y personales, que promuevan el diálogo, la reflexión y posterior reparación. También acompañar al beneficiario en la construcción e interiorización de los valores humanos, aterrizar conceptos valóricos a su realidad y de su grupo familiar.

Además orientar en torno a sus conflictos y problemas particulares. Prevenir futuras conductas asociadas al delito o situaciones de riesgo, para lograr un vínculo con los beneficiarios que implique compromiso, fidelidad y organización. Un objetivo importante es involucrar a las familias invitándolas a participar de las distintas instancias de formación en el medio libre, con lo que se pretende generar un nexo con nuestra institución, para promover inserción posterior al cumplimiento efectivo de las penas.

Siguiendo en esta línea en el medio libre se realizan intervenciones psico-social con las familias, promoviendo el sano funcionamiento de cada uno de sus integrantes.

Finalmente, cuando un beneficiario tiene la opción de libertad asistida puede participar de los talleres y capacitaciones impartidas en la casa central de Paternitas, donde tienen las puertas abiertas y todos los profesionales a su disposición para romper el círculo de la delincuencia.