[meteor_slideshow slideshow=”noticia-97″]

Fundación Paternitas inició la segunda etapa de su campaña de socios “Chilenos Perdidos”, sitio web que contiene testimonios de jóvenes beneficiarios, que relatan sus historias de vida plagadas de dolor, frustración y abandono… que finalmente los llevó a delinquir.

En el encuentro, que se realizó en Ciudadano Restaurant, estaban presentes los ejecutivos de la Fundación, sus beneficiarios y figuras de la televisión que han cooperado con la campaña. Entre ellos destacan Diana Bolocco, Karen Doggenweiler, José Miguel Viñuela, Javiera Contador y Nicolás Larraín.

Los comunicadores aprobaron la idea de la realización de una gráfica ocupando sus rostros en afiches, instalados en la calles de la Región Metropolitana, con el mensaje: “Si ellos se hubieran perdido, lo más probable, todo Chile se movilizaría para encontrarlos… Cuando se trata de este sector más abandonado (infractores de ley) la actitud es diferente”.

El sacerdote Nicolás Vial, presidente de Paternitas destacó la presencia de este grupo de comunicadores y realizó un llamado. “Ojalá muchos se atrevieran a descubrir y visibilizar el problema de la reinserción y rehabilitación de personas privadas de libertad. Este año necesitamos cinco mil nuevos socios para cumplir nuestros desafíos, afirmó.

Según cifras de Paternitas, la rehabilitación de una persona privada de libertad tiene un costo anual de $1.8 millón.

Los rostros

José Miguel Viñuela se mostró contento por la posibilidad que le brindó Paternitas de compartir con jóvenes en recintos penitenciarios. “Nosotros debemos estar al servicio de estas causas y agradecidos de la vida que nos tocó, ya que la mayoría de ellos tienen historias llenas de dolor, abandono y tristeza”, comentó el conductor de TVN.

En tanto, la actriz Javiera Contador aseguró que “creo que todos somos iguales y sí yo hubiera tenido que vivir lo que a ellos les tocó, no sé cuál habría sido mi camino”.

Asimismo Carlos Zárate aseguró que quiere devolverle a Chile todo lo que ha recibido, y se comprometió a trabajar en conjunto con la Fundación Paternitas en la rehabilitación y reinserción social de personas privadas de libertad.

Finalmente, Khristian Briones beneficiario de la fundación y que hoy trabaja en la ONG relató su historia de vida como un ejemplo de rehabilitación y reinserción social. “Ojalá las personas tomen conciencia de que si yo estoy recuperado y no ando delinquiendo significa que habría 3.600 víctimas menos en las calles de Santiago”, aseguró.