[meteor_slideshow slideshow=”dra”]

Comparto plenamente las opiniones del Padre Nicolás Vial, vertidas en su blog de Radio Cooperativa, respecto al valor trascendente de la inocencia.

Viví momentos amargos y obscuros, cuando fui víctima, hace unos años, de un montaje televisivo, donde en forma casi delincuencial entraron con cámaras ocultas a mi consulta particular. Sin embargo desde el primer momento, cuando me sentí amenazada en mi dignidad personal, me arrimé al lado de Jesús, sabiendo que con tan valiosa compañía se demostraría finalmente, como de hecho así ocurrió, mi inocencia.

Inglaterra en estos días está sacudida por la infamia de unos malos periodistas, que con tal de “tener la exclusiva” o el “golpe noticioso”, intervinieron teléfonos de familiares de víctimas de secuestro, que fueron asesinadas, finalmente el episodio termina cuando el centenario periódico tuvo que cerrar sus oficinas.

Invito a luchar sin descanso por mantener siempre presentes los verdaderos principios de deben regir a la humanidad, teniendo en cuenta la importancia del respecto que nos debemos los unos a los otros y siempre pensar qué haría Jesús en mi lugar…

Doctora María Luisa Cordero
Psiquiatra Fundación Paternitas