Voracidad por lo ajeno

Fundación Paternitas recupera a personas en conflicto con la justicia y entre ellos a una inmensa mayoría de jóvenes, de un  promedio de no más de 20 años, a través de La Escuela de la Felicidad, que les imparte una formación en gastronomía, introduciendo valores y principios que  ennoblecen, embellecen y enaltecen la personalidad y el alma humana, sobre todo enseñando que el vehículo de la palabra empeñada, es un instrumento señero de respeto, de  concreción de los acuerdos, de compromiso, de comunicación y de diálogo.

Y la palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” (Juan 1,14) acicateándonos  para levantar  a este mundo hundido en la hipocresía en la mentira y la traición de algunos que poseen el poder.

En medio de este esfuerzo indiscutido por sembrar vocación de servicio, honestidad y humanidad en el corazón de quienes llegan a nuestra institución, obstaculizan el mensaje y la misión, quienes no trepidan por todos los medios en apropiarse de lo ajeno. Algunos dicen ser políticos, otros servidores públicos, también Carabineros y autoridades con cargos de gran importancia y que hoy desfilan como imputados, al igual que los miles y miles que abarrotan las cárceles chilenas, para rendir declaraciones como delincuentes comunes entre jueces y fiscales.

Muchos de ellos aparecieron un día intachables ante la mirada de la sociedad, voceando más penas y cárceles para infractores, y hoy son los que podrían ser huéspedes de ellas.

Difícil es para nuestros jóvenes usuarios y para Paternitas que vela por el bien común, capacitando para la justicia, la interacción comunitaria sana, enseñando a promover la verdad y el entendimiento entre las personas, entre otras cosas, escuchar todos los días por los medios de comunicación, un elenco impresionante de paladines de la corrupción y de los sobre sueldos, farreándose una gran oportunidad de haber sido referentes y educadores como lo fueron  antaño, los grandes políticos que forjaron la Patria, convirtiéndose en usurpadores, ladrones y saqueadores, que buscan sus propios y mezquinos intereses.

Padre Nicolás Vial Saavedra
Presidente Fundación Paternitas

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *