Una decisión con convicción

[meteor_slideshow slideshow=”padre”]

Lento, con retroceso y fatigoso resulta el proceso de recuperación de quienes delinquen. Podría traer un dejo de desesperanza, pero no, al contrario es apasionante. Trabajar con la persona humana es desafiante, porque las formas y/o maneras de vencer lo caduco, lo que empequeñece, lo que deteriora y derrumba, permitiendo que surja lo nuevo y en el tiempo triunfe lo bello, lo limpio y lo luminoso, es sin duda una de las tareas más sublimes y evangelizadoras.

En este sentido, admiro y es de valorar la actitud de los productores de Lollapalooza que en lugar de una simple compulsión por ayudar, la decisión asumida nuevamente y fundada en la convicción, porque se puede y a pesar de las desgarradoras, violentas, crueles e inhumanas acciones ejecutadas por algunos delincuentes, se traduce en un nuevo estilo de vida, comprometido con la comunidad e inclusivo. En muchos casos son decenios de vulnerabilidades y marginalidad, lo que hace necesario, a veces, fomentar y promover decenios de imput amoroso, generosidad a toda prueba y sacrificios de toda índole.

Es por lo complejo de la rehabilitación, trabajo al cual estamos abocados, que precisa una apertura personal, empresarial y gubernamental y a todo nivel, para abrir espacios y oportunidades. Así las cosas y sólo así podremos romper la inercia, la injusticia, el temor y el egoísmo, que paraliza… porque es posible, lo hemos comprobado y vale la pena.

Padre Nicolás Vial
Presidente Fundación Paternitas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *