Taller de Confección de Rosarios

La Fundación Paternitas, entre sus diversas actividades, ha desarrollado un taller productivo, para jóvenes infractores en privación de libertad, en el cual se confeccionan Rosarios, y que por unidad de fabricación cada uno de ellos recibe un porcentaje de la venta. Ese dinero le permite a la persona proveerla de sus útiles de aseo y lo más importante y digno de destacar es que le devuelven a sus seres queridos -que los visitan- el importe del gasto ocasionado.

Además de lo indicado, este taller artesanal genera en los jóvenes disciplina, responsabilidad, normas colaborativas entre los compañeros, principios y valores morales y religiosos, manteniéndolos ocupados y activos, y así quemando tiempos de ocio.
No tendría sentido un taller así, si el producto no se vendiera, por ello se ha desarrollado una fuerza de venta a público, a través de sus propios compañeros que al encontrarse en libertad, sin nada que hacer, se constituyen en vendedores que les permite a los fabricantes el retorno monetario de su trabajo.

Este grupo de vendedores de calle, por la actividad realizada, recibe una pequeña comisión lo que sin duda para un recién liberto, con antecedentes penales y sin herramientas ni capacitación para insertarse laboralmente, es una aporte significativo para su hogar, descubriendo a la vez que pueden trabajar en forma digna, ganando dinero, sin necesidad de delinquir.
La inserción social y laboral, para ellos, es una escuela práctica que los hace capaces de vincularse con el otro en forma sana, respetuosa y justa. Elementos esenciales para potenciarse como hombres y mujeres pro sociales y no pro delictuales.